21/04/2015
El Lloro de la Viña

La viña está despertando. Y lo hace llorando. No!!! No de tristeza!!! La savia comienza a activarse y esto provoca que se inflen las yemas y comience a brotar la parra. Tras el letargo invernal, la parra se activa y se pone en funcionamiento. La historia de un vino comienza a escribirse justo ahora: cuando la viña comienza a llorar.

¡¡¡Así que si ven ustedes llorar a la viñas, sepan que es una alegría pues su trabajo para producir vino ha comenzado!!!.

Volver

© Bodegas Vicente San Juan. San Martín de Rubiales. BURGOS. Tlf. y Fax. 00 34 947 55 01 21 | Contacto | Zona Privada