10/06/2014
A las puertas del verano

Entramos en el mes de Junio, tiempo en el que se produce uno de los momentos más importantes del ciclo de la vid: la floración y el posterior cuajado, momento en el que se produce la fecundación y gestación de los racimos.

Una vez terminada la floración del racimo, realizaremos un ajuste en la producción de cada cepa a través de lo que denominamos "aclareo de racimos".

Con la llegada del mes de Julio, la cepa alcanzará su madurez fisiológica.

En la Ribera del Duero, los cambios térmicos entre el día (muy calurosos) y la noche (relativamente fríos), dan lugar al "envero" o pigmentación de la uva, adquiriendo tonos morados que significarán el inicio del ciclo de maduración de la uva. El final de dicho ciclo coincidirá con el inicio de la vendimia allá por los finales días de septiembre o los primeros días de octubre.

En ese momento, el enólogo decidirá el destino de cada racimo planificando la vendimia en tiempo y forma.

Volver

© Bodegas Vicente San Juan. San Martín de Rubiales. BURGOS. Tlf. y Fax. 00 34 947 55 01 21 | Contacto | Zona Privada